Seleccionar página

La familia es un pilar fundamental para la Escuela Infantil, ambas son agentes activos en el proceso de enseñanza -aprendizaje del niño y la niña. Y, una buena relación entre ellas y más implicación de las familias en la escuela favorecen el proceso.

FAMILIAS Y ESCUELA EN POSITIVOA continuación, os damos algunas claves para mejorar y fortalecer las relaciones.

  • Confianza de los padres y madres en los profesionales de la Escuela infantil.

Es necesario que las familias confíen en que la Escuela hace bien su trabajo, que tienen personal docente preparado y utilizan metodologías eficaces e innovadoras.

El educador  y la educadora infantil son  capaces  de ver con ojos de niño, algo difícil en la mayoría de los adultos.

–          Los padres y profesores deben tener clara la función  de cada uno.

Los padres no deben decir a los profesores que es lo que deben hacer en el aula, ni cuestionar métodos ni formas. Al igual que las normas en casa las determinan las familias.

–          Entre escuela y familia, sintonía de fondo.

Es interesante que las familias coincidan  en los  objetivos, valores e intereses, con la escuela. Para que ambos ambientes sean complementarios.

  • Como hacer que las familias se impliquen más en la escuela.

Es importante que los padres y madres sean conocedores de lo que se hace en la escuela.

  • Como se trabaja, metodología empleada, saber transmitir el proyecto, la forma de enseñar que tiene la escuela, estar a la vanguardia de la educación… Para ello es conveniente actualizar la información que lanzamos desde el centro, a través de las redes sociales y,  complementarla con charlas y  diálogos sobre educación y  nuestra escuela  entre familias y educadores.
  • Tutorías personalizadas con los padres, a todos los padres y madres les gusta hablar de sus hijos, desde la escuela debemos aprovechar esta vía para que se acerquen a la escuela, vean y compartan con nosotros.
  • Realizar actividades con las familias como protagonistas, talleres, cuenta cuentos, fiestas…
  • Restablecer el prestigio social del docente en general y del educador infantil en particular.
  • Es necesario que la educadora y el educador infantil tengan reconocimiento de su trabajo, en la Educación infantil se enseña, se inicia al menor desde edades muy tempranas en diferentes tipos de aprendizajes con metodologías innovadoras. Somos los primeros conocedores de los intereses y necesidades del menor y  centrando el aprendizaje en ellos es como vemos los resultados.

 

×
Dinos tu nombre, el de tu centro y tu localidad y te llamamos.